AURA IOGA
espcat
Si...

Si puedes mantener la cabeza sobre los hombros
Cuando los que te rodean la pierden y además te culpan;
Si puedes creer en ti cuando todos de ti dudan,
Pero tener en cuenta, también, sus dudas;

Si puedes esperar y no desesperarte,
O recibir calumnias sin pagar con la misma moneda,
O ser odiado sin dar cabida al odio,
Y sin embargo no parecer demasiado bueno o demasiado sabio;

Si puedes soñar y no ser esclavo de tus sueños;
Si puedes pensar y no hacer de los pensamientos tu meta,
Si Triunfo y Desastre se cruzan en tu camino
Y tratas por igual a esos dos impostores;

Si puedes soportar que tuerzan tus palabras
Y las conviertan  en trampa para necios
O ver hundida la obra de tu vida
Y agacharte, y levantarla con útiles mellados;

Si puedes hacer un fardo con todas tus ganancias
Y jugartelas a cara o cruz,
Y perder, y volver a empezar desde cero
Sin que de tus labios salga un lamento;

Si puedes hacer que tu corazón, tus nervios, y tu ánimo
Te acompañen, incluso agotados,
Y resistir cuando ya no te queda nada
salvo la Voluntad, que les diga: "¡Adelante!";

Si puedes dirigirte a multitudes sin perder la honradez
Y alternar con reyes sin perder la humildad;
Si no pueden herirte amigos ni enemigos;
Si todos cuentan contigo, pero nadie de ti depende;

Si puedes llenar un implacable minuto
Con sesenta segundos de abnegada entrega,
Tuya es la Tierra y todo cuanto tiene,
Y, más aún: serás un hombre, hijo mio.